Estadio Chile, donde la dictadura asesinó a Víctor Jara

Hace 49 años un día como hoy, la dictadura militar de Augusto Pinochet torturó y asesinó a Victor Jara. Hoy, el que fue escenario de la Nueva Canción Chilena y también de numerosos combates de boxeo, el Estadio Chile, lleva el nombre del cantautor. Otra nueva oportunidad en que la política y el deporte, en este caso los recintos donde se practican, se entrelazan.

El Estadio Chile (actual Estadio Víctor Jara) inició su construcción en 1948, siendo por fin inaugurado en 1969 durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, convirtiéndose en el primer recinto deportivo techado de Chile. De esta forma, el espacio se transformó en un centro relevante para el ambiente deportivo nacional, realizándose diversas actividades como lo fue el encuentro de boxeo entre Godfrey Stevens y José Jiménez. 

Desde la Fundación Víctor Jara (FVJ), organización que busca recuperar, conservar y difundir el legado del cantautor nacional, indican que probablemente fue la identificación del recinto deportivo con el movimiento de la Nueva Canción Chilena uno de los “aspectos que tuvieron en mente los agentes represivos de la dictadura cívico-militar para utilizarlo como un centro de detención”.

El Estadio Chile como centro de detención y tortura fue particular: tuvo carácter público. La población siempre supo de su funcionamiento y las personas prisioneras no fueron vendadas, por lo que siempre conocieron los rostros de quienes les detuvieron y si es que pertenecían a alguna fuerza armada. 

En concreto, el estadio funcionó durante dos periodos. El primero fue entre el 12 y el 15 de septiembre de 1973; el segundo, entre noviembre de ese mismo año y junio de 1974. Se estima que durante los primeros días de su funcionamiento, fueron casi 5 mil personas las que estuvieron ahí (así dice el poema “Somos 5000”, escrito por Víctor Jara durante su detención).

Las primeras personas que fueron detenidas y trasladadas al Estadio Chile fueron estudiantes, docentes, trabajadores y trabajadoras de la Universidad Técnica del Estado (actual Universidad de Santiago de Chile). Victor Jara, músico y cantautor chileno, emblema de la Nueva Canción Chilena, se encontraba en ese grupo. Allí fue asesinado tras cuatro días de tortura, según constató la comisión Rettig, un 16 de septiembre de 1973. Tras acribillarlo, funcionarios de Carabineros tomaron su cuerpo y lo arrojaron a unos matorrales en las cercanías del Cementerio Metropolitano.

Sin excepción, todas las dependencias del Estadio fueron ocupadas con propósitos represivos: el ingreso, las galerías, baños, confitería, todos. “Los subterráneos, las bodegas, camarines y gimnasios fueron utilizados como zonas de interrogatorios, sesiones de tortura y simulacros de fusilamiento”, señalan desde la FVJ.

Según indica un testimonio en el informe Rettig, en el estadio “reinaba el hacinamiento, se dormía generalmente a suelo raso (…). En estos lugares los detenidos estaban sometidos a un régimen absoluto de incomunicación con el exterior, no existía regularidad de la vida, y el nivel de incertidumbre que sufrían respecto a la suerte que correrían era absoluto” (Informe Rettig tomo 1, p. 97).

El cambio de nombre de Estadio Chile a Estadio Víctor Jara se dio recién en 2003. El poema “Somos 5000”, hoy se puede encontrar en un mural a las afueras del Museo de la Memoria.


Este texto es parte del reportaje “Recintos deportivos que Pinochet usó como centros de detención y tortura y exterminio”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s