Jose Antonio Kast y propuestas sobre deporte: en línea con el fascismo

Las propuestas deportivas del candidato del Partido Republicano mantienen la misma línea de sus lineamientos de acción generales. La mayoría de sus propuestas carecen de profundidad, explicación o sustento, siendo básicamente un compilado de deseos ultraderechistas. Sin embargo, y sin sorprender, le dedicó espacio en su programa deportivo a mantener y profundizar la criminalización de la hinchada.

El fundador y líder del Partido Republicano hizo noticia durante los últimos días por negar la desaparición y tortura de personas opositoras durante la dictadura de Augusto Pinochet. Y es que el negacionismo y propuestas de corte ultraderechista han sido la tónica del candidato. Un comité de Seguridad Nacional permanente, interceptación de comunicaciones a civiles, zanjas en la frontera para evitar migración, clausura del Instituto Nacional de Derechos Humanos, persecución internacional a “agitadores de izquierda” y que la flora y fauna chilena “deben pagar su derecho a existir” son algunas de las ideas que han tenido cobertura en los medios de comunicación y que van en línea contraria a la mayoría de los derechos y libertades que las sociedades han obtenido con sus luchas durante el último siglo.

Las propuestas de deporte de quien fue exdiputado siguen esa misma tónica. El programa de gobierno se divide en secciones temáticas cuyos títulos se unen a su eslógan de campaña: “Atrévete”. En particular, el candidato propone: en el apartado “Atrévete a erradicar la corrupción”, potenciar liderazgos éticos “y de colaboración” en clubes deportivos, exigiendo un estándar mínimo de buenas prácticas, algo que es vago y que en la práctica podría no diferenciarse mucho de la designación de personas de confianza en distintos puestos de elección popular durante la dictadura de Pinochet. En la sección “Atrévete a recuperar La Araucanía” se propone potenciar el territorio como destino turístico aprovechando su “fama deportiva”; en “Atrévete a crecer con fuerza” se plantea fomentar un entorno de trabajo saludable a través de beneficios recreativos, como campos deportivos proporcionados por las empresas; y en “Atrévete a mejorar tu barrio y la comunidad” se promete la creación de infraestructura para la recreación, como canchas deportivas, piscinas y skateparks.

Dentro de la sección de propuestas, sin embargo, resaltan dos ideas que, más que propuestas, el candidato las menciona como deberes de la ciudadanía: en primer lugar, hacer deporte y, en segundo lugar, participar en programas de limpieza de ciudad, entre los que se encuentran los clubes deportivos. No queda claro si esta propuesta considera que los clubes organizados limpien o sean limpiados. Tampoco queda claro, y es lo más grave, que esta política no sea una forma de disfrazar los trabajos forzados de ciertos grupos que también menciona en la propuesta, como organizaciones de reincorporación social o personas privadas de libertad, entre otros.

A pesar de lo superficial de las propuestas, el exdiputado sí profundiza en lo que es uno de sus planteamientos más preocupantes relacionado al deporte: la declaración de las barras bravas como organizaciones ilícitas. La propuesta está dentro de la sección denominada “Atrévete a vivir en paz” y se plantea desde una modificación a la controvertida Ley de Violencia en los Estadios. El texto comienza diciendo que para “impedir actividades criminales” de las llamadas barras bravas se sancionará a las direcciones de los clubes que las financian. La propuesta también busca sancionar todos los delitos, faltas e infracciones cometidas por cualquier persona durante o en contexto de un partido de fútbol profesional, sin importar que sea al interior del recinto o en sus cercanías. En esa misma línea, la sanción sería aplicada a “todos los hechos y circunstancias conexas a dicho espectáculo y, especialmente, a los ejecutados en el transcurso de entrenamientos, animaciones previas, celebraciones, venta de entradas, uso de los servicios de transporte público remunerado de pasajeros y desplazamientos de los equipos, de los asistentes, de los medios de comunicación y otros intervinientes a los recintos deportivos y lugares de concentración, anteriores o posteriores a un evento deportivo, que tengan como motivo o causa principal los espectáculos antes referidos”. Considerando además las restantes propuestas y posiciones en términos de orden público que aparecen mencionadas en el programa, así como también sus políticas cuyo foco es la profundización del capitalismo, existe el peligro latente de que lo anteriormente mencionado sea utilizado para separar a las organizaciones que buscan recuperar a sus clubes, entre muchas otras organizaciones sociales vinculadas al deporte, de los espectáculos deportivos, dando mayores libertades y márgenes de acción a las sociedades anónimas deportivas.

Finalmente, en la sección “Atrévete a recuperar nuestra cultura”, propone que TVN, el que “deberá constituirse en un agente activo en la difusión” de la cultura chilena, deberá hacer promoción a los logros deportivos sin dar ningún otro detalle.

Esta publicación se enmarca dentro del especial de programas de gobierno para las elecciones presidenciales 2021, en el que se revisarán las principales propuestas relacionadas al deporte de cada candidatura.


Revisa otras candidaturas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s