Gobierno de Afganistán prohíbe a mujeres practicar deporte

El país de Asia sur ha estado en el ojo de la comunidad internacional desde la llegada de los talibanes al gobierno, sobre todo por las medidas que van en contra de los derechos de las mujeres. La prohibición de la práctica deportiva para ellas es una más de las razones que han levantado las protestas en el país y en el resto del mundo, considerando además que, en la opinión del gobierno talibán, el deporte no es una actividad básica para las mujeres. 

En un inicio, el nuevo gobierno talibán de Afganistán había manifestado que las mujeres tendrían participación activa en su gobierno –en su conferencia de prensa inicial el 17 de agosto, el portavoz talibán Zabihullah Mujahid declaró que “nuestras hermanas, nuestro hombres tienen los mismos derechos”-. No obstante, con el pasar de los días han sido publicadas noticias de diversos medios de comunicación informando sobre una reducción en el ejercicio de los derechos de las mujeres.

En una entrevista con la empresa de radiodifusión australiana SBS News, el subdirector de la comisión cultural del gobierno talibán, Ahmadullah Wasiq, declaró que el deporte femenino no es considerado apropiado ni necesario, por lo que las mujeres no tendrán permitido practicarlo. En la entrevista señaló que se les permitirá acción a las mujeres según sus necesidades, como las compras, y que el deporte no es considerado como una necesidad para ellas. 

En particular, Wasiq también se refirió al críquet y que su práctica no estará permitida porque las mujeres “podrían enfrentar una situación donde su cara y cuerpo no estarán cubiertos. El islam no permite que las mujeres sean vistas así. Es la era de los medios de comunicación, por lo que habrá fotos y videos que las personas verán” (1).

Lo declarado por el subdirector de la comisión cultural topa con lo señalado en el derecho internacional. Afganistán ratificó en 2003 la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación a las Mujeres (CEDAW), cuyo artículo 10 indica que los Estados partes deben tomar medidas para entregar a las mujeres “las mismas oportunidades para participar activamente en los deportes y en la educación física”. Varias organizaciones internacionales de derechos humanos, tales como Human Rights Watch y ONU Mujeres, han hecho llamados públicos -sin éxito- para hacer valer lo establecido en la convención. 

Las jugadoras que salieron de Afganistán

Desde que los talibanes tomaron el poder en Afganistán, la exjugadora de fútbol afgana Khalida Popal, quien vive en Dinamarca, utilizó sus plataformas públicas para visibilizar no solo la realidad social de su país, sino que también la situación de sus compañeras de equipo. “Nuestras jugadoras están totalmente desamparadas”, señaló en su momento Popal. “Hemos luchado mucho para ganarnos el nombre (…) en la camiseta, la insignia en el pecho, llevar el uniforme de la selección nacional y representar a nuestro país a nivel internacional”.

“Lo que más me duele es que desde hace unos días les llamo y les digo que quemen su uniforme, que intenten quitar todo lo que tengan de la selección para que no puedan identificarlas si van a su casa. Quiten sus redes sociales, traten de callar, traten de ocultar su identidad, quiten su identidad”, añadió en una entrevista a CNN Sports. Las jugadoras de fútbol, sus familias y demás personas del equipo técnico lograron salir de Afganistán el día 24 de agosto gracias a las gestiones del Sindicato Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) y el gobierno australiano. 

En el comunicado oficial emitido por el sindicato se explicó que las deportistas, que también son activistas por los derechos de las mujeres, “han estado en una posición de peligro y en nombre de sus colegas en todo el mundo damos las gracias a la comunidad internacional por acudir en su ayuda”.

(1) Es importante destacar que no todas las ramas del Islam interpetan de la misma manera el Corán, por lo que las libertades de las personas y de las mujeres practicantes del Islam son distintas. Lo que sucede en Afganistán no es la realidad de todas las personas que practican o se identifican con esa religión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s