Vacuna COVID-19 en Chile

Nuestra Cruzada

El miércoles 03 de febrero comenzó la vacunación masiva contra el COVID-19 en Chile. Por supuesto, los actos para figurar y expresar la alegría del gobierno no se hicieron esperar. Rodrigo Delgado, ministro del Interior, asistió a un consultorio en la comuna de Estación Central, donde dijo que la vacuna era una esperanza de vida para las personas y que había que vacunarse. ¿Lo malo? Avisaron un día antes a los funcionarios que el ministro estaría dando un discurso ahí. Lo que comenzaba oficialmente en todo el país a las 9:00, empezó allí a las 11:30.

En otro lugar recibieron a las personas con café, cosas para comer, música y baile. Cabe destacar que los primeros en vacunarse fueron adultos mayores, muchos de ellos acompañados por otra persona, ya que la mayoría tiene movilidad reducida. Lo que debió haber sido entrar, vacunarse y volver a la casa, lo transformaron en un show; qué más podemos esperar de un gobierno que se identifica con el espectáculo.

No hay nada que celebrar. La gente aún muere por el virus; se siguen contagiando por montones; las micros, el metro, el mall siguen llenos. Quizás están tratando de hacer lo que dijo Mañalich en su momento: “queremos que las personas se contagien de manera progresiva”. Hasta en la recta final del virus tratan de seguir con su plan, no hay otra explicación para que las personas que estaban listas para vacunarse en Estación Central, hayan tenido que devolverse a sus casas porque el ministro quería hacer un show, sin importarle que hayan sido adultos mayores los que estaban ahí, exponiéndose. ¡Para eso tienen el circo en La Moneda! ¿Cuál es el fin de salir a hacer el ridículo?

El fin es vacunarse ¡Eso necesita la gente, la vacuna! No escuchar discursos ridículos que no sirven de nada, que no aportan en nada. ¿Qué pensaba?, ¿que la gente se quería morir de COVID? No, nadie quiere morir por el virus, nadie quiere irse solo de este mundo. A pesar de los sueldos miserables, la calidad de vida indigna de la mayoría de las personas, el elevado costo que tiene todo en Chile, la gente sigue queriendo vivir. Hemos aprendido, de mala forma, que la vida se basa en esforzarse, sufrir y sacrificarse por lo que uno quiere tener.

Fuera de todo lo ridículo que nos puede parecer hacer un show del sufrimiento y del miedo que tiene la población, esperamos que el proceso avance. Que lo antes posible sean vacunadas las personas de riesgo para que, por fin, puedan seguir su vida con un poco más de tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s