No basta solo con el voto

Nuestra Cruzada

En estas últimas semanas se ha visto con fuerza una campaña, más en redes sociales que en medios oficiales, sobre cómo patrocinar a un candidato independiente para la convención constitucional. Un proceso bastante engorroso, considerando que no hay mucha información de cada una de las candidaturas y que el sistema no es tan democrático como pareciera, pues la brecha digital en nuestro país es bastante alta. 40 comunas de Chile presentan bajos niveles de conectividad, por lo que la forma de participación se reduce. 

Es importante poder interiorizarnos con los canales de comunicación en que se están promoviendo cada una de las ideas que se plantean. Porque el o la independiente puede no tener partido, pero sí una forma de pensar y ver el mundo. Hay que pensar en aquellos personajes que hayan aportado de forma significativa en sus territorios y comunidades, que le den valor al territorio en el cual están insertos. Más allá del romanticismo, lo que se necesita en la convención constitucional son ideas que puedan ser recogidas en las bases, con la gente. Por algo se ganó esta forma de elaborar una constitución y no que la generen los mismos de siempre: porque se ha visto que no se han podido generar cambios en -ni con- la actual estructura política. Las candidaturas independientes son una buena oportunidad de ser puentes entre el ente político y comunitario.

Debido a la crisis de representación y de la política partidista, el o la independiente también tiene un rol importante: recuperar un poco la confianza de que las cosas se pueden hacer bien, que los debates que muchos de nosotres tuvimos en los cabildos que se generaron después de la revuelta tengan un real resultado, y que no solo el rol de miembros del parlamento tengan validez política. Por primera vez en la historia de nuestro país, tenemos la posibilidad de elaborar una carta magna con la real participación de todas las comunidades, por eso es importante que se pueda generar un buen puente de información y que se patrocine a alguien que de verdad merezca integrar la Convención Constitucional.

No solo basta con haber votado por las opciones que ganaron en el plebiscito, sino que también es necesario comprometerse con candidaturas que reflejen el espíritu de esta nueva Constitución: la importancia de los territorios, de los diálogos, de los consensos, de las luchas territoriales, y de la igualdad de derechos y oportunidades. No basta solo con el voto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s