Comisión de Género Edit Véliz: “Buscamos la reivindicación de la mujer en Curicó Unido, poder participar sin objeciones de algún hombre”

Varias agrupaciones feministas ligadas a clubes y equipos de fútbol se constituyeron durante 2020, incluyendo la Coordinadora Feminista de Mujeres y Disidencias en el Fútbol. La Comisión Autónoma de Género Edit Véliz, compuesta por hinchas de Curicó Unido, es también una de las nuevas organizaciones y en la siguiente entrevista cuentan sus orígenes, desafíos y logros.

Cuentan que cuando se viaja a la cordillera o hacia la costa de la región del Maule, es normal ver colgadas de las ventanas que dan a los caminos, banderas con el escudo albirrojo, el escudo de Curicó Unido. Y es que el orgullo y el amor por el “Curi” es más que todo. El equipo estuvo en tercera, luego en primera B y ascendió para volver a descender; “ver dónde estamos ahora es una recompensa para todos las y los hinchas que hemos estado en aquellos momentos”, explican desde la Comisión Autónoma de Género Edit Véliz, organización feminista de hinchas de Curicó Unido.

A diferencia de muchos clubes chilenos que son administrados por Sociedad Anónimas Deportivas (Blanco y Negro o Azul Azul, por ejemplo), el “Curi” es una corporación deportiva profesional sin fines de lucro. Sus socias y socios asisten a asambleas periódicas donde se informan sobre la actualidad del club y, cada dos años, eligen a sus representantes en la directiva. “Es un amor inexplicable que todas las y los hinchas deben sentir por sus clubes, y para nosotras es una suerte mayor poder decir que el club es nuestro y de quienes sienten amor por la camiseta, los colores y la ciudad”, dicen desde la Comisión.

¿Cómo evalúan el momento actual del club?

Curicó Unido está en el mejor momento futbolístico de su historia y, como el resto de la hinchada, estamos disfrutando e ilusionándonos con ello. Creemos que esto es, en parte, reflejo del trabajo que la institución ha hecho con el proyecto del club y nos enorgullece que sea desde la corporación y no una Sociedad Anónima. A pesar de no tener un gran presupuesto, estamos entre los cuatro primeros lugares. Se está dando la oportunidad de jugar en el primer equipo a cadetes, como es el caso de Gabriel Harding. Caso similar, pero antiguo y que se ha vuelto un referente, es el de Franco Bechtholdt, el “Cachi”, que ya está consolidado como uno de los mejores defensas del campeonato y es canterano e hijo de un gran exjugador y actual gerente deportivo del Curi. 

¿Cómo se beneficia el club con estas acciones?

Nos da una identidad que nos gustaría preservar y que, esperamos, nos lleve a ganar grandes cosas. 

¿Y en la rama femenina?

Se está al debe, como la gran mayoría de los clubes en el fútbol chileno. Ojalá que para el próximo año y ahora con el, esperemos, pronto fin de la pandemia, podamos idear alguna estrategia para apuntar hacia la profesionalización del fútbol femenino, algo que es nuestra meta. Tenemos a jugadoras participando de la Comisión y los canales de diálogo abiertos con el club para avanzar.

Edit Véliz

Imagen de la primera reunión donde contaron con la presencia de Edit Véliz.

Si bien antes de la Comisión existían organizaciones previas de mujeres hinchas -Curicanas Presentes o Albirrojas-, estas no estaban pensadas como espacios de carácter feminista ni hacían un llamado a repensar el club con perspectiva de género. Con la necesidad de tener una agrupación feminista y con la invitación a ser parte de la Coordinadora de Mujeres y Disidencias en el Fútbol, formalizaron el colectivo que lleva el nombre de Edit Véliz, leyenda y una de las fundadoras del club . 

¿Cuáles fueron los hitos que marcaron el camino para la creación de la comisión?

El camino se fue dando por el auge del feminismo en los últimos años. A nivel nacional, se comenzaron a levantar organizaciones y campañas contra la cultura machista en el fútbol y, por supuesto, es algo que nos llega porque todas las mujeres lo hemos vivido, sin importar los colores. Cuando nos contactaron para la Coordinadora, nos juntamos las dos organizaciones y nos dimos cuenta de la necesidad de expandir esto a una convocatoria abierta para poder organizarnos y conversar sobre lo que hemos vivido. En ese sentido, el hito fundacional podría ser la primera reunión donde nos presentamos y compartimos experiencias. Pudimos contar con el testimonio de Edit Véliz, de la cual podemos aprender mucho, así como de todas y cada una que están dispuestas a participar.

¿Cuáles dirían que son las particularidades del contexto y territorio en que se encuentran? 

Como ya es conocido, Curicó Unido es uno de los pocos clubes que aún pertenece a sus hinchas, donde tienen voz y voto, y además pueden participar de distintas formas. Eso no es un impedimento para que mujeres puedan participar de comisiones o hasta de los propios directorios, pero son pocas las que se atreven, incluso con algo tan simple como ir a reuniones. Ese es el mayor trabajo que tenemos y nos proponemos, desde ahora en adelante, el hacer que las hinchas albirrojas se atrevan a participar en la institución.

Es un ambiente muy masculino, donde existen muchos prejuicios: que las mujeres no saben de fútbol y que prefieren callar, por ejemplo. Es un desafío el poder cambiar esta cultura machista y construir un lugar donde nadie sea discriminado o discriminada con la letra de una canción o gritos a los rivales.

¿Por qué piensan que organizarse es importante?

Una mujer sola en un ambiente tan masculino seguramente se sentirá más intimidada, pero en grupo nos empoderamos y nos damos fuerza. Ahora no estamos solas. Nuestro lema, “Nunca más sin nosotras”, se hace valer en que ya no guardaremos silencio. La Comisión está pensada como un grupo para levantarnos contra la violencia hacia las mujeres en el fútbol, pero también como una red de apoyo en donde ninguna sienta que está sola en este contexto, ya sea hinchas, jugadoras o dirigentas.

En relación a la erradicación de la violencia de género en el club, ¿cuál es su diagnóstico?

Es bien similar a lo que pasa en el resto del país, exceptuando a algunos clubes. Con el tema del fútbol femenino, Curicó Unido, si bien tiene su rama femenina, la tiene de nombre solamente en la actualidad, ya que las chicas no están entrenando ni han tenido mayor información de parte del club de qué pasa con ellas. La diferencia entre el fútbol de hombres y de mujeres en Curicó Unido, se hace notar. Como hinchas también tenemos culpa, ya que nunca se ha alentado a las chicas albirrojas como lo hacemos con el primer equipo masculino, siendo que nos representan igual y hasta con mayor valor, ya que ellas lo hacen gratis. Estamos fallando.

¿Qué es lo que buscan como Comisión?

La reivindicación de las mujeres en la institución, tener la opción de poder participar sin ninguna objeción de algún hombre sólo por ser mujer. Para eso tenemos que buscar la forma de educar al hincha y socio curicano y luego -y por qué no antes- avanzar para que los directorios sean con mesa paritaria. Nuestros estatutos actualmente no lo impiden: si quisiéramos presentar uno netamente de mujeres, perfectamente se podría hacer.

¿Cuáles son sus planes más próximos?

Concientizar al hincha curicano desde nuestra perspectiva e incentivar a más mujeres albirrojas a participar con nosotras. Mirando ya más hacía el futuro, apoyar más a la rama femenina, tal como lo hacíamos normalmente con el primer equipo masculino. Por otra parte, cuando se retomen las reuniones presenciales de socios y socias, se pretende presentar y explicar lo que es la Comisión Autónoma Edit Véliz, la que ya dimos a conocer a los directivos principales, pero esta vez a las y los asociados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s