El patriarcado es un juez

Nuestra Cruzada

Los días martes 21 y miércoles 22 de julio vimos nuevamente la manifestación del sistema patriarcal en su forma más pura. El martes se dio comienzo a la formalización de Martín Pradenas, en la que la defensa a cargo del abogado Gaspar Calderón utilizó de forma reiterativa argumentos que buscaban responsabilizar a la víctima por el actuar del victimario, haciendo referencia a su vida sexual o al alcohol que bebía al salir de fiesta. Posterior a esto, el juez Federico Gutiérrez desestimó la solicitud de prisión preventiva para Martín Pradenas, dejándolo con arresto domiciliario.

Es importante dejar en evidencia las falencias del sistema judicial imperante el día de hoy en nuestro país. La justicia chilena es aquella en la que se deja en prisión preventiva a un profesor por manifestarse y no a quien viola, a quien abusa sexualmente. Chile, un país donde importa más el patrimonio que la vida e integridad de las mujeres, con un sistema donde somos constantemente cuestionadas, silenciadas y abusadas. Porque tal como dicen Las Tesis: “el Estado opresor es un macho violador”. Y ante esto, se vuelve primordial la organización entre mujeres, nosotras que, ya viendo vulnerados todos nuestros derechos y la nula protección de estos, se nos hace urgente tomar acciones en busca de la justicia y protección que el sistema no nos otorga y que, lejos de esto, protege sistemáticamente a nuestros abusadores. Ante la injusticia patriarcal, ¡autodefensa feminista!

Violadores, eso son todos aquellos que dejaron sin prisión preventiva a Martín Pradenas. Quizás la medida se revoque y se otorguen las medidas cautelares necesarias para un hombre que es un peligro para la sociedad. Pero este primer fallo del juez, ¿qué nos dice? Que no sacamos nada con denunciar los abusos y violaciones que día a día viven millones de niñas y mujeres porque nadie en este país nos quiere proteger. Porque siempre, con un sistema de justicia patriarcal, nos van a cuestionar el cómo vestimos o si bebimos. Si a esto le sumamos el factor dinero, el violador se vuelve intocable y, con arrogancia, nos restriega en la cara su impunidad. 

Nos enseñan desde niñas a cuidarnos, las campañas de los gobiernos de turno son dirigidas a nosotras. La pregunta es: ¿cuándo le dirán a los hombres que no tienen que violentarnos? Jamás una víctima tendrá responsabilidad en un abuso, siempre toda la culpa será del violador, en este caso representado en la figura de Pradenas, un ser miserable, un pedófilo y depredador sexual. Ya no queremos justicia porque sabemos que no sirve; queremos venganza, que sufran, que les duela a sus familiares. Queremos que paguen en todas las formas posibles, con la cárcel no basta. Nos quitaron la vida, nos robaron la infancia, nos quebrantaron, nos impusieron el miedo, pero llegará el día en que cobraremos venganza y los veremos arder.

Martín Pradenas, el violador eres tú.

Federico Gutiérrez, el violador eres tú.

Gaspar Calderón, el violador eres tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s