¿Para qué fútbol en tiempos de penuria? Una propuesta política

Jorge Salvador
Colaborador Asamblea Hinchas Azules

Una de las cosas más complejas en el escenario actual es sostener una posibilidad política en nuestros territorios dentro del deporte más popular del mundo. Más aún en las condiciones actuales de pandemia y crisis económica del capital global, que se contentan con que los deportistas más privilegiados accedan a recortes salariales, dependiendo de la realidad de cada institución o país.

Las claves que podemos encontrar en estos momentos de penuria están ante el justificado recelo que generan las desigualdades históricas y progresivas que han acompañado la evolución del fútbol desde principios del siglo XX en adelante. Un deporte que hoy, en la catástrofe, opta por el mutismo. Dicho de otra forma: el fútbol como lo conocíamos probablemente no podrá seguir existiendo en su opulencia acostumbrada y su papel con la sociedad ha quedado aún más en entredicho.

Históricamente, el aprovechamiento de la popularidad del fútbol por grupos económicos, políticos o culturales también ha sido una herramienta de dominación efectiva con la cual, tristemente, convivimos. Sin embargo, nos hacemos la pregunta: ¿por qué, si ha sido tan efectiva su utilización para el ejercicio de la dominación, no puede inversamente practicarse éste a favor de la gran mayoría de la población, dando lo que de él requieran? Existen honrosos ejemplos y propuestas que en mayor o menor medida pueden darnos pistas.

Los resistentes clubes de socios organizados, sean profesionales o no; la creación de ligas amateurs; y ejemplos de recuperación se esparcen a lo largo y ancho del globo y son esfuerzos que alentamos sin dudar. También el combate contra el racismo y la homofobia se han combinado en su tanto triste como insistente permanencia dentro de estos espacios. Pertinente para el análisis es también la más difundida de las propuestas que tiene a su portavoz en una persona, Marcelo Bielsa, del cual expondremos sus principios más elementales. De forma somera, son: 1) el fútbol pertenece principalmente a sus hinchas por sobre grupos económicos o millonarios dadivosos; 2) si sólo se ofrecen resultados, se pervierte a la sociedad a través de uno de sus productos culturales más masivos, enviando constantemente el mensaje de ganar a cualquier costo, cuando lo que debería suceder es que el espectáculo sea en función de un elemento estético que nos haga jugar no a favor de un resultado, sino a favor de la belleza.

Esta romántica propuesta genera buen grado de adhesión, pero es necesario también discutirla, pues, aunque pone como primordial a la gente, no ataca directamente la participación de los grandes grupos económicos. Por otra parte, distintas voces han señalado sobre el fútbol espectáculo que el jugar de forma vistosa forma se ha convertido en parte del modelo de negocios de los clubes más poderosos; la belleza también iría en un acelerado proceso de mercantilización y, a la postre, de monopolio. Así, lo que nos queda es una suerte de ética capitalista que, aunque válida, es insuficiente si es lo mejor que tenemos para defender el fútbol.

Nadie sabe con certeza cómo evolucionará la situación global en la pandemia, pero sí sabemos que habrá hambre en muchos hogares, días tristes y desazón. Volvemos, así, a preguntarnos: ¿para qué fútbol en tiempos de penuria? Debemos reconocer de forma humilde que no tenemos más respuestas que aplicar estrategias que rompan con los sistemas de opresión tan costosos al mundo. No tenemos nada nuevo para ofrecer más que retomar con fuerza la antigua idea de la práctica deportiva de base comunitaria y así destruir los ejercicios hegemónicos dentro de esta, como el avasallador predominio masculino, por nombrar un ejemplo. Sólo una propuesta política con esa ambición nos ofrecerá mejores respuestas que las que están dando los equipos hasta ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s