Fútbol empresa: Unión Española y el descuento de sueldos

Un escudo de la primera línea con el emblema de Unión Española pintado encima. Una Unión Española que abiertamente ha comunicado su decisión de descontar cinco días del sueldo a sus jugadores y funcionarios debido a la crisis sanitaria, acogiéndose a los beneficios que el Estado ha concedido a las empresas. Este gobierno tiene trato preferente con los empresarios, basta ver el pasado del presidente de la república o el rol casi ministerial que ha tomado Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio. La prioridad es mantener a las empresas a flote, no a sus trabajadores vivos.

Acusan, desde Unión Española, que las arcas están vacías por la falta de fútbol y el no pago de algunos auspiciadores importantes. Curiosamente, el auspiciador principal, el que lleva su nombre tatuado en el centro de la camiseta, es la universidad privada y española SEK, de la que es presidente Jorge Segovia. No es alcance de nombres; Jorge Segovia, el mismo que es dueño de Unión Española. Hasta el momento, no ha habido comunicado sobre una posible exención del pago de la mensualidad de los estudiantes de dicha universidad debido a la crisis sanitaria. Ellos sí deben pagar arancel completo, puedan recibir su educación o no.

Unión Española, así como la gran mayoría de clubes chilenos, ya no son solo una parte del fútbol moderno o del fútbol mercado, sino que ahora actúan en conjunto dentro del sistema neoliberal donde se entrelazan todos sus vicios: educación privatizada y privatizante, desprotección a los derechos del trabajador y de la infancia, mercantilización y fetichización del ser humano, y postergación de las mujeres y disidencias sexuales. El fútbol fue cooptado y funciona como otro diente del engranaje.

Pero no olvidemos que, finamente, el fútbol y el mundo lo hacemos nosotros y nosotras. Somos quienes tenemos la capacidad de moldear a nuestro antojo este lugar en el que habitamos. Así, el escudo de la primera línea con el emblema de la Unión no es una contradicción, sino una muestra más de que el fútbol es nuestro y que, si queremos recuperarlo, debemos luchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s