COVID-19 y el inoperante Gobierno chileno

Nuestra Cruzada

Tras el brote de este virus en China en diciembre del 2019 y su propagación a casi todo el mundo, muchos países han tomado serias y responsables medidas para combatir y prevenir el contagio de este virus.

En la materia, Chile se ha destacado por su ineptitud, que lo ha llevado a un gran y rápido avance de esta nueva enfermedad en la población, tanto por la falta de información como también por la propagación de desinformación. Esto podemos verlo en el Ministro de Salud Jaime Mañalich, quien afirmó que “nuestro sistema de salud es uno de los mejores y más eficaces del planeta”, y que hace unos días subió un tweet cuestionando si era bueno cerrar los centros de educación. Hay dos razones principales e importantes que explican esta medida: por un lado, les niñes suelen ser supercontagiadores de múltiples microorganismos, especialmente de virus respiratorios como los de la gripe y, a pesar de que el grupo de mayor riesgo es el adulto mayor, la mayoría de niñes viven o conviven con este grupo de riesgo. Por otro lado, la densidad de personas por metro cuadrado es muy elevada en los centros de educación. El contacto entre los niñes y jóvenes suele ser muy estrecho y eso favorece aún más su contagio.

Se puede ver la ineptitud de gobierno cuando, en cuarentena, se protege la economía sobre la salud de las personas al complicar el cierre de malls, cines u otros centros comerciales. También se presenta el rol del Estado benefactor y no subsidiario, donde el Estado no entrega una seguridad social a todes ni busca cubrir la salud en momentos críticos como este, cuando es de suma importancia invertir y regular la salud pública. Esto se pudo observar desde un principio: definiendo el precio al examen del virus en servicios privados y públicos; el libre mercado donde las farmacias coludidas subieron los precios de sus productos hasta el triple del valor normal sin posibilidad de fijar precios por ser inconstitucional; y también la poca preocupación por la gente en situación de calle, quienes no han recibido ninguna opción de lugar donde cuidarse y protegerse.

Las prioridades de este gobierno siguen siendo reprimir al pueblo. El día lunes llegaron nuevos carros lanzaagua a Santiago. No hay mascarillas ni en hospitales, pero sí nuevos carros y armas. Siguen invirtiendo más dinero en aquello, antes que en el cuidado de la población o en otras medidas como las de países donde han congelado arriendos, dividendos y han tratando de que la mayor parte de la población esté en cuarentena.

El gobierno no ha tomado las medidas suficientes para enfrentar este problema de nivel mundial, se hace evidente la falta de implementación de todo lo mencionado anteriormente. Es por eso que debemos seguir luchando en contra de este inoperante gobierno que no hace nada más que lucrar y cometer errores, especialmente estas últimas semanas.

Para esto, es tiempo de cuidarnos física y psicológicamente, manteniendo la calma, tratando de hacer cuarentena, alimentándonos bien y cuidando nuestra higiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s