Heller: no juegues con nuestro amor

Álvaro G. Valenzuela Pineda- Asamblea Hinchas Azules

En el estadio el Teniente de Rancagua se volvieron a mezclar escenas ya vistas, momentos cantados y sensaciones ya vividas. No, no nos duele solo perder, y tampoco duele tanto perder cuando ves un equipo que por último a los pechazos buscó torcer su destino en el campo minado celeste. Ingenuos de ellos, el destino está tan marcado que la sensación de “esta película ya la vi” se nos repite a muchos.

Hoy la U es solo un equipo acéfalo, nada más. No tiene forma, no tiene estilo, no tiene conducción. Solo tenemos el amor infinito de millones que aún se preocupan del devenir del que siempre fue y será en sus corazones el equipo mágico. Pero la realidad, la cruda realidad que nos golpea, es la de una institución a la deriva, que no tiene un proyecto claro, que no tiene ejecutores y que, como en el segundo tiempo en Rancagua, ruega por algo, un milagro, una pierna milagrosa, un penal mal cobrado, un autogol que la haga sonreír por un breve instante.

Pero no, la pelota no entra ni entrará, el milagro no ocurrirá y lo que el equipo puede generar con más ganas que fútbol, terminará estrellado en los postes del arco local o fuera de la cancha. El equipo tiene poco, el cuerpo técnico tiene menos, lo único que los une y que los convoca con la gente que va al estadio y aquellos que sufren a la U por televisión, es la vergüenza que hay en este momento. Un complemento en Rancagua mal jugado desde todo punto de vista que tenga que ver con el rectángulo verde, pero que tenía vergüenza deportiva, de los que estaban jugando, de los que estaban en la banca y los que estaban en la galería.

La vergüenza que algunos sí tuvieron el sábado recién pasado es lo que le falta a Carlos Heller y a su nefasta gestión. A tal punto llega el grado de sinvergüenzura que Luis Jiménez, un jugador de un equipo rival, tuvo que pedir el domingo recién pasado al gerente deportivo de Azul Azul que por favor dejara de manosear su nombre. Un desastre con todas sus letras, un episodio tan surrealista que no se entiende cómo el señor Aguad sigue en su puesto de trabajo como si nada pasara. Lo critica el entrenador Kudelka, lo critica el capitán Herrera, lo critican jugadores de otros equipos, pero él sigue ganando millones en una posición estratégica. ¿De dónde saca tanto poder este tipo?

Pero en Sabino no se corta el problema. La raíz de todo lo genera el notable abandono de deberes de nuestro presidente (o lo que queda de ese cargo), con una autoridad moral inexistente, con cero apoyo que no sea de sus millones de dólares, con una credibilidad por el piso. El señor Heller se ha encargado de convertir a la U en su pasatiempo, entregando a las tareas del club un tiempo mínimo, el que le sobra del resto de las actividades que sí le generan dividendos (retail, caballos, medios de comunicación y otros deportes). No hay problema, que se dedique a eso, pero no que se compre un cargo que quedará vacante al primer problema.  

Los resultados quizás no lleguen, y lo siguiente en un par de semanas será dar un apoyo al entrenador para luego despedirlo sin piedad. Los jugadores van a lamentar la situación, pero le darán la bienvenida al nuevo director técnico que por supuesto dirá que los resultados no llegan porque “no he tenido tiempo de trabajo y el plantel no lo armé yo”. Llegará la temporada estival donde nuevamente se sacarán 10 jugadores y entrarán otros 10, otra vez habrá que acoplar al equipo y nuevamente los resultados no llegarán.

Carlos, yo ya estoy viejo y el cuento me lo sé de memoria, pero ten cuidado: en esa misma ruleta de historia sin final, los equipos quedan sin dinero, sin identidad y sin resultados, al punto de tener que empezar de nuevo en otra división. No sería la primera vez que ocurre, la diferencia es que ahí sí tendrás vergüenza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s